1916-2016. Centenario de una “nueva” legitimidad (por legitimación del sistema y de los elementos del sistema)

  • María Cristina Linchetta
Palabras clave: poder, nueva legitimidad, legitimación del sistema, legitimación de los elementos

Resumen

Es en la búsqueda por armonizar la dialéctica entre libertad-poder que el concepto de legitimidad recupera el sentido y la significación que los hombres dan a la relación de poder (Botana, 1968: 13). Dialéctica que se integra con el esquema de legitimación que implica una “imagen o representación” generada en la internalización de valores por parte de un grupo de hombres. Valores que, institucionalizados y articulados, delinean todo un diseño de vida (Barbé, 1973: 42-43). El dictado de la Ley Sáenz Peña en el año 1912, habilitó un inédito proceso de legitimación, generando una nueva legitimidad al consagrar el voto universal, secreto y obligatorio (aunque sin participación femenina). (Historia del Radicalismo, 1982: 164-165). Ello permitió, por vez primera, que la República Argentina contara con un poder legítimo resultante del debido proceso de legitimación. Definitivamente, el Estado argentino gozaba de una nueva legitimidad por legitimación del sistema y de los elementos del sistema.

Publicado
2017-10-26
Sección
Derecho Político