IDENTIFICACIÓN DE DEFENSAS INDUCIBLES A ÁFIDOS EN CEBADAS PRE-COMERCIALES

  • Alejandro Caridad CISaV (Centro de Investigación en Sanidad Vegetal), Calle 60 y 119, CP 1900 La Plata, Buenos Aires, Argentina.
  • Luciana Saldúa CISaV (Centro de Investigación en Sanidad Vegetal), Calle 60 y 119, CP 1900 La Plata, Buenos Aires, Argentina.
  • Ana María Castro CISaV (Centro de Investigación en Sanidad Vegetal), Calle 60 y 119, CP 1900 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

Resumen

Las plantas tienen la capacidad de adaptarse a situaciones de estrés mediante la expresión de genes implicados en mecanismos de defensa, que pueden ser constitutivos o inducibles, dependiendo si se expresan permanentemente o no. Detrás de la regulación de estos mecanismos se encuentran las hormonas, moléculas señalizadoras que comunican los distintos tejidos de la planta entre sí. Ante el ataque de insectos, el Acido Jasmónico (AJ) y el Acido Salicílico (AS) juegan un papel preponderante en la defensa de la planta [1]. Ambas poseen distintos nivel de interconexión, pueden ser antagónicas o sinérgicas [2].

El objetivo de este trabajo fue evaluar las defensas inducibles en genotipos de cebada precomerciales bajo el ataque de pulgón verde (Schizaphis graminum) a través de la inducción hormonal con AS y Metil Jasmonato (MeJA), un derivado del AJ.

Se emplearon 9 cebadas pre-comerciales del Criadero ACA, se utilizó además una variedad de cebada La Plata Bordeba (tolerante) y el cultivar 1109 (susceptible) como controles. Los cultivares germinados se trasplantaron a bandejas de 30 x 50 cm (Figura 1), con sustrato de tierra negra comercial. En total se realizaron tres (3) repeticiones de seis (6) bioensayos independientes al estado de segunda hoja expandida: Control (C), infestadas con pulgón (P), tratamiento con AJ y AS, y posteriormente infestadas con pulgón (AJ+P; AS+P). Cuando el daño alcanzó el 50% del área foliar fotosintetizante en el cultivar susceptible las plantas fueron sometidas a las evaluaciones de los siguientes parámetros:

- Contenido de clorofila medido en unidades SPAD (SPAD)

- Peso Seco (PS) 

- Altura (A)

- Actividad enzimática de peroxidasas (AP)

 

Figura 1. Bandeja de ensayo

 

Se definió la tolerancia como la ausencia de diferencias significativas entre el tratamiento infestado y sin infestar para cada uno de los parámetros medidos y con cada hormona. El SPAD no resultó ser buen parámetro para detectar diferencias en la tolerancia. En cuanto a los parámetros PS, A y AP, la mayoría de los cultivares mostraron mejor respuesta bajo el tratamiento con AS en relación al AJ. El cultivar 3 presento tolerancia bajo la inducción con AS, mientras que se comportó como susceptible con AJ. Los cultivares 8 y 11 presentaron tolerancia cuando fueron tratados con ambas hormonas.

Las respuestas de las plantas ante el ataque de un patógeno o insecto pueden ser reguladas por las hormonas que actúan en distintas rutas metabólicas [3]. Los resultados evidenciarían diversas conexiones entre las vías reguladas por el AS y el AJ en algunos de los cultivares evaluados. En este sentido, bajo las condiciones ensayadas, el cultivar 3 presentó una relación antagónica entre el AS y el AJ. Por otro lado, podría inferirse una relación sinérgica entre las hormonas en los cultivares 8 y 11. Es de importancia los estudios de inducción de defensas mediante el uso de las fitohormonas, dado que esta herramienta ventajosa permite un manejo adecuado de plagas y enfermedades bajo los parámetros de sustentabilidad que requieren los sistemas agroecológicos..

Publicado
2018-02-22
Sección
Resumenes de Jornadas

##plugins.generic.recommendByAuthor.heading##

##plugins.generic.recommendByAuthor.noMetric##