Los documentos de archivos, en su contexto de producción, reflejan las actividades y las funciones de las instituciones que los producen; no en el sentido de la verdad de los hechos -eso queda en manos de la Justicia-. Los archivos de todos los organismos reflejan las actividades represivas llevadas a cabo, y podemos encontrar información sobre violaciones a los derechos humanos en fondos documentales no siempre previstos.

Queda mucho por pensar en nuestro país sobre los archivos en soportes físicos, y se suman nuevos y complejos desafíos. Queda mucho por hacer para que tengamos archivos accesibles.

Consideramos que la archivística debe dar un giro hacia lo social, constituyéndose en una disciplina que promueva la garantía de derechos, los lazos familiares, la memoria sobre el pasado reciente.

Publicado: 2019-09-27