El presente número de la revista Aportes para la Integración Latinoamericana analiza las posibilidades y limitaciones de la Comunidad Sudamericana de Naciones a la luz de la nueva configuración del mapa político, económico y geoestratégico regional. La Declaración de Cusco, Perú, firmada el 8 de diciembre de 2004 en la III Reunión de Presidentes de América del Sur, sentó las bases para convertir a los acuerdos comerciales entre la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) en un acuerdo de integración regional más amplio, bajo el nombre de Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN). De esta forma, parecen haberse fundido en una sola las que hasta hace poco eran dos propuestas diferentes: la de un Área de Libre Comercio Sudamericana (ALCSA), presentada en varias ocasiones como una etapa previa que permitiría a los gobiernos sudamericanos negociar con más fuerza su participación en un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), y la de una Unión Sudamericana, que incorporaría aspectos sociales, políticos y de seguridad, además de los comerciales y que podría verse como una alternativa al ALCA.

Publicado: 2006-06-15