En Europa y América Latina los espacios económicos ampliados se conformaron a partir de la segunda mitad del siglo XX, en respuesta a realidades y circunstancias políticas distintas. En un caso se trataba de evitar la repetición de enfrentamientos bélicos de devastadoras consecuencias, aumentar los márgenes de autonomía frente a Estados Unidos y de constituirse en un freno para el avance soviético en la región.  En el otro se iniciaba una acción conducente a revertir las asimetrías en las relaciones con los países industrializados y promover un demorado desarrollo. Por lo tanto, los medios y las vías de formar esos espacios ampliados difirieron y sus respectivos procesos de integración se desenvolvieron con características distintas. 

Publicado: 2006-12-15