Promediando el mes de noviembre de 2019 comenzó a desarrollarse la Pandemia que hoy castiga al mundo, a partir de la propagación del virus SARS-CoV-2 o COVID-19, generando un cambio de paradigma a nivel mundial en todas las dimensiones –social, económica, laboral, infraestructural, política, educativa, sanitaria, entre otras- y derivando en la conformación de una “nueva forma de vida” con la implementación de conductas que apuntan al establecimiento de una “nueva normalidad”.
Ante este nuevo escenario, los esquemas de integración han mostrado políticas disímiles en cuanto a las medidas a seguir para enfrentar la situación. Mientras la Unión Europea ha mostrado firmeza en la toma de decisiones –financieras y sanitarias sobre todo- que ayudan a sobrellevar la crisis epidemiológica, los latinoamericanos han mostrado su fragmentación por una ausencia de actitud conjunta frente al fenómeno disruptivo global que demanda conductas mancomunadas en beneficio de sus poblaciones, así como la falta de un criterio único de negociación para la adquisición de vacunas.

Publicado: 2021-06-28